Albóndigas con foie en salsa de Oporto

albondigas-foie-salsa-oporto Las albóndigas con foie en salsa de Oporto que nos hemos propuesto degustar hoy, no son sino una versión mejorada de una de esas recetas sencillas que todos conocemos, propias de la cocina tradicional española que tantas satisfacciones nos proporciona, pero enriquecida de una manera muy especial.

No debéis tener miedo a innovar en las preparaciones clásicas. Vuestras familias lo agradecerán.

Mi consejo es que NO mezcléis carne de vacuno con carne de cerdo. Ya sé que algunos aseguran que da más jugosidad a las albóndigas, pero en el caso que nos ocupa, el foie y los demás ingredientes se la van a dar de sobra.

Lo ideal es que vosotros mismos piquéis una carne de calidad si tenéis la posibilidad de hacerlo, o en su defecto pidáis a vuestro carnicero de confianza que os pique un trozo magro de vacuno. También saldría estupendo con un buen zancarrón, y con carne de carrilleras, por ejemplo, ¡espectacular!

Respecto al foie, he utilizado para esta receta uno denominado "block de foie gras de canard", de la marca "Succès Gourmand", que podéis encontrar fácilmente en cualquier Lidl (a ver si me patrocinan, jeje...) en formato de lata de 200 gramos, que encima cuesta menos de 6 euros, con una relación calidad-precio excelente.

Pero bueno, como ya he dicho, que cada uno use lo que más le guste, o lo que tenga más a mano.
foie

Siempre he tratado de explicar en el blog que a mayor calidad de los ingredientes, mejor será el resultado final del plato. No obstante, y más en tiempos de crisis, cada uno debe adaptar el presupuesto a sus posibilidades reales.


INGREDIENTES (6-8 px.):

- 1 kg. de carne de vacuno
- 2 cebolletas grandes
- 8 dientes de ajo
- 150 grs. de zanahoria
- 150 grs. de tomate natural      
- 1 huevo grande
- 200 grs. de foie
- Harina y pan rallado
- Mantequilla
- Armagnac o Brandy
- Vino de Oporto
- Vinagre de Módena
- Salsa de soja
- Salsa Perrins
- Tabasco y cayena
- Pimienta negra
- Comino
- Sal y aceite de oliva


RECETA:

En primer lugar ponemos a pochar en una sartén una cebolleta grande picada finamente y cuatro dientes de ajo en trocitos diminutos, con su puntito de sal. Cocinamos a fuego suave hasta que la cebolleta se vea translúcida. Es decir, que quede cocinada pero no tome color. Reservamos.

En un bol amplio donde nos quepan todos los ingredientes, añadimos en primer lugar la carne picada y hacemos una especie de agujero en el centro a modo de cráter de volcán, donde cascamos un huevo entero, incorporamos la mitad del foie (unos 100 gr., teniendo la precaución de que la lata haya estado a temperatura ambiente durante el día anterior), un chorro de Armagnac o Brandy, unas gotas (al gusto) de Tabasco, un poquito de salsa Perrins (muy poquito), un chorrito de salsa de soja y otro de vinagre de Módena, pimienta negra al gusto, sal, y la cebolleta y ajos pochados (con su grasa de fritura) que habíamos cocinado previamente.

¿De momento fácil, no....?

vino-oporto Tras lavarnos las manos (que supongo ya lo habíamos hecho antes, jeje...) empezamos a amasar como cosacos. ¡Con ganas...! Cuanto más amasemos mejor será el resultado final. Todos los ingredientes deben quedar perfectamente integrados.

Aunque lo he puesto entre los aditamentos a utilizar (yo no lo suelo emplear), si veis que, por haberos pasado con los líquidos, la masa queda no muy consistente, podéis añadir un poco (repito, un poco...!) de pan rallado. La cosa es que la masa final resulte "trabajable", pero más tirando a floja que a "tipo engrudo". No sé si me entendéis...

Ahora es cuando damos forma a las albóndigas. ¿Qué medida? Pues cada uno la que más le guste. Yo las suelo hacer del tamaño de las pelotas del caballo de Espartero, que así quedan más jugosas... La cosa es que las formamos, las enharinamos ligeramente (sin pasarse) y las freímos para justo darles un dorado superficial. El cocinado final lo recibirán ya dentro de la salsa.

Ésta es muy sencillita. Ponemos mantequilla (de la de verdad, no sucedáneos) a calentar en una cazuela. ¿Por qué mantequilla? Podéis usar lo que queréis, pero os aseguro que la conjunción de la mantequilla con el ajito picado, el foie, y un poco de brandy, es espectacular. ¡No hay más que olerlo para darse cuenta!

Agregamos la mantequilla, la cebolleta que quedaba (ahora no hace falta que vaya muy picada), la zanahoria rallada, una cayena pequeña partida en 2, y los 4 dientes de ajo restantes, a fuego suave. Añadimos un puntito de sal y de pimienta y, cuando lo tengamos casi pochado, los tomates naturales pelados y troceados. Tras unos 5 minutos, añadimos un buen chorretón de brandy y la otra mitad (100 gr.) del foie... y dejamos que reduzca.

El aroma en estos momentos es indescriptible, os lo juro... Tras esto echamos un vaso de vino de Oporto y dejamos reducir de nuevo a la mitad del volumen inicial. Añadimos agua si la salsa resultara insuficiente.

Pasamos la salsa por el chino y/o por la batidora, probamos y ajustamos el punto de sal, y reservamos.


El acabado final:

Si hemos llegado aquí habiendo disfrutado (vuestros vecinos sentirán envida cochina) la persistente fragancia del aroma de la salsita.... ¡es que vamos bien! Sólo falta conjuntar todo. Pues bien, esto es lo más fácil y, a la vez, lo más gratificante...

Muy sencillo: Introducimos las albóndigas en la salsa y dejamos a fuego suave unos 15 minutos.

Sólo falta el remate final. Un pelín (además de verdad) de comino (sin pasarse, por favor...!!!) y una nuez de mantequilla fría para, moviendo tipo "pil-pil", poder dar el toque de brillo que se merece nuestro plato.

Si podéis esperar, comedlo al día siguiente. ¡Estará mejor! Si veis que la salsa está muy "resumida", añadir un POQUITO (gotitas) de agua.

Al día siguiente recalentar muy poco a poco y degustar con una botellica de buen vino... o una copita de vino de Oporto, ¿por qué no? y barra y media de pan por persona... ¡por lo menos!
copa-vino-oporto

Dedicatorias:

Dado que mis recetas son muy especiales, probadas, comprobadas, Y NO COPIADAS de otros sitios, deseo inaugurar esta nueva sección de "dedicatorias"... Al final, la cocina es arte...

Pues bien, ahí va la primera:

Para "C"... La "abondiguilla" más sexy...

¡Que aproveche!

Y no olvides seguir leyendo más recetas en nuestro blog...



11 comentarios :

  1. Cara buena tiene eso ¡xD! Tal ves un poco complicado para mi pero lo probare.
    Buen blog

    ResponderEliminar
  2. Esta receta está de vicio. La he probado hoy. Qué jugositas y qué ricas salen. Y la salsa impresionante. Te chupas hasta los dedos de los pies.

    Ánimo y sigue así. Gracias por esta maravillosa receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Gracias por tus elogios.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Las hemos probado hoy. La verdad es que son las mejores que he comido en mi vida.

    No ha sobrado ni una e incluso hemos untado la salsita que quedaba en la cazuela.

    Gracias por tan gran receta.

    ResponderEliminar
  4. Uffffffffffffffffffffffffffffff que buenasssss

    ResponderEliminar
  5. Hola,me podría decir cuánta mantequilla debo poner para hacer la salsa?Y la cantidad de brandy? Gracias y siento preguntar éstas cosas pero soy un poco inesperta.

    ResponderEliminar
  6. Para la salsa, un par de "nueces" de mantequilla y un chorro (como un chupito) de brandy.

    No te preocupes por preguntar, para eso estamos...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola,y cuánto Oporto? Un vaso de ésos de cuarto litro?
    Gracias. Tiene muy buena pinta la receta!!!!

    ResponderEliminar
  8. Hice las albóndigas y quedaron buenas pero he de mejorar algo mi presentación.La salsa me quedó con un color marrón clarito muy feo, en lugar de oscuras y brillantes como a ti. ¿Crees que puede haber sido por batir la salsa con la batidora en lugar de pasarla por el chino?

    ResponderEliminar