Magret de pato con puré de manzana

magret-pato-pure-manzana
Hoy cocinaremos una fantástica pieza de magret de pato, acompañada de un sabroso puré de manzana casero. Una combinación realmente deliciosa.

Se trata de una receta fácil, más sencilla que el mecanismo de un chupete.

Siguiendo las instrucciones es casi imposible arruinar el plato, así que, aunque te consideres el más negado del Universo, no lo dudes e inténtalo.

El magret, por si a alguno no le suena el nombre, no es ni más ni menos que una pechuga de pato cebado (ese del que se obtiene el foie y el paté), y se suele comercializar en forma de medias pechugas envasadas individualmente al vacío, con un peso aproximado de entre 350 y 400 gramos.

Se trata de una carne roja y magra que viene acompañada, ineludiblemente, de una gruesa capa de grasa. Hasta hace no muchos años era casi imposible conseguirlo. Sólo unos pocos afortunados podían permitirse el lujo de degustarlo en Francia y en ciertos restaurantes españoles de alto postín, donde lo servían como una delicatessen y a precio de oro. A día de hoy se puede encontrar en cualquier supermercado. No es barato, pero tampoco excesivamente caro y, eso sí, sigue siendo una auténtica exquisitez.


LOS INGREDIENTES (2 px)

  • Magret de pato ( 1 pieza de 350-400 g)
  • Manzana (1 grande)
  • Pimienta negra
  • Sal Maldon


LA RECETA


Veamos esta receta en 7 sencillos pasos:
  1. Liberamos el magret de su envoltorio y lo colocamos, con la parte de la grasa hacia arriba, sobre una tabla de cocina. Con un cuchillo afilado, damos unos cortes en ella en forma de rombos (profundos pero que NO LLEGUEN A TOCAR LA CARNE) de entre 5 milímetros y 1 centímetro de lado más o menos. O sea, primero hacéis unos cortes en paralelo y luego otros en sentido perpendicular a los anteriores. Digo esto porque igual a alguno se le ocurre hacer los rombitos uno a uno con un bisturí. ¡Jeje...! ¡Que cosas más raras he visto!
    magret-pato

  2. Se pone una sartén al fuego a baja intensidad. Si tenéis una graduación entre 1 y 10, seleccionad el 3 o el 4 como mucho. Se acomoda la pechuga, con LA GRASA EN CONTACTO CON El FONDO DE LA SARTÉN, sin aceite, ni sal, ni nada más.

    Con el calor, este manto blanco se irá deshaciendo poco a poco. El aceitillo fundido HAY QUE ELIMINARLO según se vaya produciendo, pero no se os ocurra tirarlo. Lo echáis en un bote de cristal limpio, y lo guardáis en el frigorífico para preparar, por ejemplo, unas patatas fritas de ensueño. No queremos que el ave se fría. Lo que pretendemos es que la carne se cocine por acción de un calor, digamos, "indirecto" y que la grasita se vaya fundiendo y tostando a la vez. En esta primera etapa, por tanto, la carne magra NUNCA debe entrar en contacto con el fondo de la sartén ni con la grasa derretida.

    Este proceso de ir eliminando lo sobrante puede durar entre 15 y 20 minutos.

  3. Cuando veáis que ya sólo queda una pequeña capita de grasa, totalmente crujiente y tostadita, pasaremos al siguiente proceso. A vuestros ojos, el pato seguirá tan rojo como si estuviera crudo. Pero no os asustéis. No lo está.

    En este momento, subimos ligeramente la temperatura del fuego y damos la vuelta al magret. Es decir, que la carne entre en contacto con el fondo de la sartén. Este proceso sólo debe durar alrededor de UN (1) minuto, procurando que se dore por todos los lados. Si lo mantenéis demasiado tiempo, quedará duro y correoso. Así que ¡OJO! Aquí es donde podemos estropear el plato.

  4. Ahora, antes de cortarlo, debemos dejarlo reposar para que sus jugos se asienten y no resulte sangriento, que bastantes carnicerías montan ya en la Casa Real. Para ello, lo envolvemos en papel de aluminio (qué haría yo sin él) unos 5 minutos para que se atempere.

  5. manzana-magret-pato
  6. Para servir, lo sacamos de su envoltorio y procedemos a cortarlo en filetes, longitudinales o trasversales como en la foto de presentación, al gusto de grosor (más o menos 1 centímetro).

    Lo ubicamos artísticamente (hay una gran diferencia entre servir comida y "echar" de comer) en un plato precalentado (introducir el recipiente vacío NO METÁLICO en el microondas más o menos un minuto) para que no se enfríe.

  7. Espolvoreamos por encima pimienta negra recién molida y sal Maldon. Si no disponéis de este tipo de aderezo, lo cambiáis por sal gorda. De todas formas, os aconsejo que compréis este condimento ya que, aunque parezca muy caro, no lo es tanto. Se usa en muy pequeñas cantidades y, por tanto, dura mucho. Va muy bien tanto para carnes como para pescados.

  8. Lo podéis servir acompañado de un puré de manzana, por ejemplo. Para hacerlo, simplemente troceáis una manzana (la que más os guste, más o menos ácida o dulce según preferencias) y la introducís en el microondas durante unos 4 minutos o hasta que veáis que se ha quedado medio deshecha. La acabáis de machacar con un tenedor, y ya está. También se puede utilizar otro tipo de fruta, como la pera o el mango; o unos frutos rojos de temporada.

Se sirve recién hecho... y a disfrutar.


LA DEDICATORIA


Cómo no, debo dedicar esta receta al pato Lucas. Y también a Elmer, el frustrado cazador. Si hubiera conseguido atraparlo, a buen seguro habría disfrutado un buen magret...


¡Buen provecho!


Y no olvides seguir leyendo más recetas en nuestro blog...



13 comentarios :

  1. Fantástico blog. Me he enterado a través del otro. Habrá que poner en práctica estas recetas, que tienen una pinta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las recetas te van a salir bien SÍ o Sí. No lo dudes. Pruébalas.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Habrá que probar también esta receta visto el éxito de la anterior. Espero ansiosa las carrilleras que a mí me salen como acuosas. Me gustan todas menos las que hago yo.

    Por cierto, ¿por qué no me sale aquí la foto cuando comento?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te salen las carrilleras...¿acuosas? Pero si son pura gelatina... En fin, cuando publique las recetas, síguelas al pie de la letra y te quedarán perfectas. ¡Ah! y si no has probado nunca el magret, anímate a cocinarlo. Es delicioso.

      No te sale la foto porque debes escribir tus comentarios introduciendo tu nombre y no una cuenta de Gooble o Blogger. Ábrete, por ejemplo, una cuenta de Google (gmail) que es gratis, pones tu foto en el perfil y así vemos tu cara, que seguro que es más bonita que la mía...jejejje

      Eliminar
  3. Hola a todos, excelente receta muy rica,os invito a todos a que veais mi receta llamada "patatas fritas con un toque especial", es una receta bastante secilla de hacer y muy muy ricas. buscar el titulo de mi receta en un portal muy famoso argentino creo bueno un saludo a todos y seguid asi.

    ResponderEliminar
  4. Hola, soy yo Rosa. Ya ves que te he hecho caso y me he apuntado. Bueno, el caso es que probé esta receta y tuve un problema. Bueno, más que con la receta, con mi señor marido. El caso es que la hice como tu escribes, corté el pato para servirlo y ya sabes que las cocineras tenemos que probar todo antes de servir, no? je..! La verdad es que estaba delicioso, suave, jugoso y blandito. Riquísimo!. Pero lo saco a la mesa y mi contrario, sin probarlo, me dice que eso está crudo -es que a él le gusta la carne muy hecha- y que así ni lo prueba. El caso es que voy y lo meto al micro 2 minutos y cuando lo saco estaba lleno de líquido como marrón, duro e incomible y mi marido diciendo que eso era una m... y en fin, ya te imaginas. Hay alguna solución para quitarle el aspecto rojizo y que no se pase? A mí no me importa, me gusta la carne así, como en la foto que pones, que así me salió pero claro cocino para 2. No te aburro más. Gracias anticipadas por tu respuesta.

    ResponderEliminar
  5. Jo! no sé que he hecho que no sale mi foto. Me ha enviado a un sitio y me parece que he creado un blog o algo. Que desastre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te veo, Rosa... y rosa de verdad...! jejeje...!!! En efecto, por la "B" que veo en el primer comentario te has debido crear un cuenta en Blogger. Pues nada, aprovecha y haz un Blog.

      Respecto a tu problema, le veo tres posibles soluciones:

      a) Cambia de marido (jejeje...! es broma)
      b) Te guardas tu parte del magret y la suya se la abrasas, se la carbonizas, se la achicharras, le das fuego con un soplete... ¡la desintegras! Si le gusta así, que lo disfrute. Y tú mientras a gozar del pato en su punto.
      c) Ahora en serio. Nunca metas carne en el microondas para "pasarla" más. El microondas calienta "de dentro hacia fuera". Lo que va a hacer es favorecer la salida de los jugos de la carne (ese liquidillo marrón que tú dices) y hacer que se vuelva seco, duro e incomestible.

      Una poible solución, si alguien no puede ni ver el color rojizo es, una vez cortada la pechuga, pasar BREVEMENTE cada "escalope" por la plancha (a máxima temperatura).

      Por último, recomendarte que, ya que te has tomado la molestia de abrir una cuenta para seguirme (cosa que te agradezco infinítamente) te unas también a mi otro blog, A todo PAPO...!!! Vividores, frikis, jetas y corruptos y así "le damos" a tu contrario (y, gastronómicamente, lo es) entre los dos... (jejeje...! es broma tambiém, ¡eh...?)

      Gracias por seguirme. Un beso.

      Eliminar
    2. Lo de cambiar de marido ya lo había pensado.. uy! que me está leyendo aquí al lado! jaja..!

      Tienes razón, yo me lo pondré como quiera y a él, si quiere, se lo achicaharro con un lanzallamas. o mejor, que se lo prepare él, que ya es mayorcito.

      Eliminar
  6. Hola, tengo un problemilla, para fin de año nos juntamos tres parejas y cada una llevamos un parte de la cena... y a mi me ha tocado el 2º plato.. Yo he pensado en llevar magret de pato, y no se que cantidad tengo que comprar, ni las proporciones para hacer la salsa, ni el acompañamiento.. Y otra cosa mas importante aun.. como lo hago para que no se pasen... Pk claro, habrá entrantes, un 1º, y muy importante.. la cena no es en mi casa!!! Necesito AYUDA!!!! PORFAVOR!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Loly. No es por desanimarte, pero el magret no te aconsejo que lo lleves hecho ya que al recalentarlo se te quedará como una zapatilla. Lo siento, me gustaría darte una solución pero para esto no es posible.

    Una opción sería hacerlo allí mismo. En unos 20-25 minutos lo tendrás hecho. Por si te animas, la proporción es de un magret (de unos 350 gr.) por cada 2 personas.

    Si no es posible disponer de la cocina en ese instante, es mejor que lleves algo que se pueda calentar y servir sin más, como unas carrilleras (puedes ver la receta en este mismo blog) o unos chipirones en su tinta, que son muy fáciles de hacer y te puedo decir cómo cocinarlos si te apetece. Esto es por poner un ejemplo.

    Si no te convencen estas opciones puedes consultarme por alguna otra receta, pero lo que es el magret no puedo aconsejártelo para recalentarlo en el sitio. Prefiero no engañarte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Una duda, ¿cómo sacas la grasa que suelta el magret? a lo mejor es una tontería, y si me pongo hacerlo veo que es fácil, pero así solo leyendo la receta me parece complicadillo, ¿con una cucharilla?.

    Gracias,

    ResponderEliminar
  9. Hola M. Eugenia.

    Es muy sencillo. Simplemente sujetas con un dedo el magret y vuelcas la grasa sobrante desde la sartén a un tarro vacío.

    ¡No tires esa grasa! Resulta deliciosa para freír unas patatas, por ejemplo... y es cardio-saludable... al menos la más sana entre las grasas animales. Hice una tortilla de patata con esta grasa y salió impresionante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar